aikon Animated Menu

El Centro de Interpretación de Risco Caído cierra dos semanas para prepararse para recibir las piezas de la neocueva.


El Cabildo acomete obras de adecuación en el espacio reservado para la réplica
La empresa que construyó la réplica de la tumba de Tutankamón ultima las piezas de la neocueva en Madrid
Las Palmas de Gran Canaria, 17 de noviembre de 2019.- La empresa Factum Arte, autora de la reproducción de la tumba de Tutankamón, avanza en construcción de las piezas de la réplica de la cueva de Risco Caído, lo que permite iniciar la adecuación del espacio que la acogerá en el Centro de Interpretación de las Montañas Sagradas de Gran Canaria, para lo que será cerrado durante las dos próximas semanas a partir de este lunes 18 de noviembre.
Tras la adecuación, el Cabildo de Gran Canaria reabrirá sus puertas a la espera de la culminación de las piezas de la neocueva, que será tan milimétricamente exacta a la original que al visitante no le será posible distinguir si es la auténtica o no, ya que la experiencia sensorial será extraordinaria.
Las obras de adecuación tienen un presupuesto de 35.000 euros y se ejecutarán en dos fases. La primera fase debe hacerse con el centro cerrado porque es incompatible con la presencia de público y se centrará en la intervención en el hueco destinado a la neocueva para permitir el montaje de las piezas por parte del personal de Factum Arte y de paso anclar y estabilizar la estructura con plenas garantías. La actuación facilitará además las posteriores labores de mantenimiento de la recreación a escala real de esta joya del Paisaje Cultural de Risco Caído y las Montañas Sagradas, declarado Patrimonio Mundial.
Una vez culminada esta fase, aproximadamente en dos semanas, el Centro de Interpretación será reabierto y abordará la segunda fase, consistente en la ejecución de los accesos y la instalación de un vidrio sobre el suelo de la neocueva. Tras este proceso, el Centro de Interpretación estará listo para entrar en una nueva etapa con una recreación prácticamente indistinguible de la cavidad original, convirtiéndose en un ejemplo de protección, documentación y accesibilidad al patrimonio cultural.
La cristalización de esta neocueva ha sido posible gracias a la aplicación de tecnología punta dentro de un proceso que ha permitido elaborar las distintas piezas con una precisión milimétrica tras la realización de trabajos de digitalización con técnicas no invasivas para documentar el color de la superficie y las dimensiones de una cueva que sigue provocando que geógrafos, arqueólogos y arquitectos se froten los ojos.
El Centro de Interpretación se inauguró el pasado mes de julio, justo después de la declaración del Paisaje Cultural como Patrimonio Mundial, y desde entonces ha recibido la visita de más de 6.500 personas, con una media que ya ronda las 1.500 entradas al mes. Mientras permanezca cerrado, una alternativa espectacular para sumergirse en el Patrimonio Mundial también es acudir al Centro de Interpretación del Roque Bentayga, otra de las ventanas al mundo aborigen de Gran Canaria.

 

Más información:                                                                                                                                                                           

Gregorio Cabrera 629 330 479                                                                                           

Fátima Martín 609 466 350